Saltar al contenido

moneda al azar

Hace unos días me encontré con esta frase en microsiervos:

Cuando te enfrentes a un dilema, simplemente lanza una moneda al aire. Funciona. Pero no porque con eso se decida la cuestión, sino porque durante el breve momento en que la moneda está suspedida en el aire, de repente descubres lo que deseas que suceda.

No suelo usar esta técnica pero funciona porque es una especie de placebo mental: si el resultado no es lo que esperabas, vuelves a lanzar para que salga lo que quieres. Si te convence, haber lanzado la moneda supone un refuerzo psicológico.

Hace unas semanas leí Thinkertoys, un libro sobre creatividad y formas de obtener ideas. La moneda al aire me ha recordado al principio que está detrás de algunos juguetes mentales.En el libro nos presentan 2 tipos de juguetes:

  • los lineales que partiendo de una idea o problema la procesan linealmente para obtener ideas nuevas.
  • los intuitivos que intenta obtener ideas en paralelo partiendo de un problema que resolver.

Los juguetes intuitivos se basan en conseguir que la parte inconsciente del cerebro trabaje y nos ayude a ver soluciones a los problemas o dilemas. Un ejemplo sacado del libro es el da las 3 B's (Bus, Bed & Bath, en inglés autobus,cama,ducha) que  consiste en concentrarse profundamente en un problema y llegado un punto dejar de trabar en él, para incubar la solución en el subconsciente. Si la solución está en nuestro subconsciente, en algún momento llegará el momento eureka!, que suele aparecer en el autobus, el baño o la ducha. No creo que esté garantizada que se encuentre una solución, pero es cierto que tras un trabajo de mucha concentración infructuoso, un poco de relax hace que llegue la solución.

Hay más ejemplos de este estilo en el libro y muchos de ellos se pueden transformar en aplicaciones sencillas para fomentar la creatividad y la inspiración, con herramientas de generación automática de textos. Cuando tenga tiempo posiblemente transforme algunas de las ideas del libro en aplicaciones.

Deja un comentario