Saltar al contenido

errores humanos

Leyendo sobre economía, crisis, inversión, etc. me ha parecido curiosa una lista de los errores habituales de los inversores publicada en el blog de unience, que reproduzco aquí:

  1. No realizar previsiones de cuándo va a necesitar su dinero, estrategias distintas para el corto, medio y largo plazo.
  2. No diversificar.
  3. Construir una cartera influenciado por los instrumentos financieros de moda.
  4. No entender el vehículo de inversión en el que ha puesto sus ahorros.
  5. No tener paciencia para superar los momentos difíciles ni dejar que se desarrolle la inversión, vendiendo cuándo se está perdiendo.
  6. No ser disciplinado con los criterios de riesgo y horizontes ni con el objetivo fijado al inicio.
  7. Optar por la seguridad: ello supone quedar desprotegido ante la inflación.
  8. Dejarse guiar por el sentimiento de “revancha al mercado”, convirtiendo “recuperar lo perdido” como el nuevo objetivo.
  9. Tomar decisiones influenciado por los amigos y las noticias.
  10. No disponer de un asesor financiero cualificado que le aconseje dónde invertir en base a su perfil y vele por sus intereses.

He intentado reformular la lista en términos de proyectos tecnológicos y coinciden con muchos de los consejos habituales:

  1. No realizar estrategias distintas para corto, medio y largo plazo.
  2. Desarrollar un proyecto influenciado por los instrumentos tecnológicos de moda.
  3. No entender la tecnología con la que se ha desarrollado el proyecto.
  4. No tener paciencia para superar los momentos difíciles ni dejar que se desarrolle el proyecto, cancelandolo cuándo va con retraso.
  5. No ser disciplinado con los criterios de riesgo y horizontes ni con el objetivo fijado al inicio.
  6. Optar por la seguridad.
  7. Tomar decisiones influenciado por los amigos y las noticias.
  8. No disponer de un asesor tecnológico cualificado que le aconseje qué tecnologías utilizar.

Probablemente si cogiesemos la lista, podríamos aplicarla a casi cualquier ámbito de conocimiento.

Deja un comentario