Más patas: ahora una mula

Una mula robótica ha ganado 10$ millones en financiación para investigación (con fines militares). La mula usa un motor de gasolina para mover un sistema hidráulico que propulsa sus patas. Está inspirado en las patas de las mulas reales, lo que dicen las hace eficiente energéticamente. No puedo opinar sobre las ventajas militares de un invento como este (en el artículo original se habla del ruido y la autonomía) pero a primera vista el movimiento es impresionante. La estabilidad que han conseguido (en el vídeo se ve como el robot no se cae después de una patada) es muy grande.
La única pega es que está dentro del famoso valle inexplicable, sus andares son muy animales, pero no lo suficiente para que sean realistas y como dicen en wired, es un poco raro verlo en movimiento. Por ejemplo, cuando está parada, sus patas no se quedan en posición estática, siguen moviendose, supongo que para mantener el equilibrio dinámico, pero la hace parecer extraña, antinatural. Ya sabemos que si no es muy natural, puede que algún general no le siente bien.

Via wired.

Deja un comentario