Saltar al contenido

2

A través de la cultura popular (cine, televisión, etc.) se han creado una serie de mitos sobre la innovación que en la mayoría de los casos son verdades a medias o completamente falsos. La mayoría de las veces la innovación se asocia con el esterotipo de profesor de laboratorio que tiene un momento Eureka! y descubre algo completamente nuevo. Hace poco en el twitter de adafruit han hecho referencia a un artículo sobre los mitos de la innovación tecnológica, cuyo planteamiento es bastante razonable: Imágenes como la manzana de Newton, Arquímedes corriendo desnudo gritando Eureka! o Doc de "Regreso al Futuro" descubriendo el condensador de fluzo en el retrete, han exagerado la perspectiva de la innovación tecnológica, deformando el proceso de innovación. Algunos de los mitos que ha identificado John D. Sutter, autor del artículo, son los siguientes:

  • Mito 1 - Las ideas aparecen de repente en la cabeza de la gente

No es cierto, las ideas suelen aparecer con el paso del tiempo, no suelen aparecer de la nada. Aunque en algunos casos hay ideas nuevas que han aparecido de manera inesperada, no significa que surjan de la nada. Aunque ocurra un momento Eureka!, normalmente el autor lleva un tiempo dándole vueltas a la idea. Es difícil que una idea surja de la nada.

  • Mito 2 - Las grandes empresas tecnológicas hacen la mayor parte de la innovación

Según Eric Von Hippel, la mayor parte de la innovación la hace la gente común. En su libro Democratizing Innovation, ya aborda el tema la innovación por parte de los usuarios. Incluso dejando de lado la innovación por parte de los usuarios, es práctica común entre las grandes empresas comprar otras más pequeñas que son las que hacen la verdadera inversión en innovación. Rodolfo Carpintier citaba hace unos días el ejemplo de Oracle y su política de comprar empresas pequeñas, pero todas las grandes lo hacen.

  • Mito 3 - Las ideas surgen mayoritariamente mientras estas solo

Según el autor, las mayoría de las ideas surgen en sesiones de brainstorming ó en reuniones. En esas sesiones, las ideas nuevas se ponen en duda, se critican y surgen nuevas ideas. Aunque creo que también son importantes los momentos de soledad, muchas veces surgen ideas que nuestro subconsciente está procesando sin que nos demos cuenta y se producen esos momento Eureka.

  • Mito 4 - Las mejores ideas son nuevas

Las ideas suelen apoyarse en ideas existentes. Incluso en el caso de ideas muy rompedoras, suelen surgir de la interconexión de ideas dispares, que dan lugar a conceptos nuevos. Pero no suelen aparecer ideas completamente nuevas, todos tenemos un contexto y las ideas surgen a partir de ese contexto.

Seguro que hay muchos más mitos y barreras psicológicas por romper en la innovación. La propia innovación consiste en romper reglas mentales e inventar otras nuevas.

Con casi 4 años de perspectiva, me he reencontrado con el artículo silicon valley vs ladrillo valley. Lo mejor del artículo es el título, completamente descriptivo de la situación entonces. Las conclusiones no han sido tan acertadas porque desgraciadamente se han quedado cortas: incluso algunas de las grandes constructoras han quebrado, los bancos no lo están pasando demasiado bien y además la crisis del ladrillo valley ha paralizado toda la economía española. Y aunque 4 años después estamos peor porque ni siquiera nos queda el ladrillo valley, me considero optimista y creo que todavía se puede crear un pequeño valle del silicio.

Leyendo sobre economía, crisis, inversión, etc. me ha parecido curiosa una lista de los errores habituales de los inversores publicada en el blog de unience, que reproduzco aquí:

  1. No realizar previsiones de cuándo va a necesitar su dinero, estrategias distintas para el corto, medio y largo plazo.
  2. No diversificar.
  3. Construir una cartera influenciado por los instrumentos financieros de moda.
  4. No entender el vehículo de inversión en el que ha puesto sus ahorros.
  5. No tener paciencia para superar los momentos difíciles ni dejar que se desarrolle la inversión, vendiendo cuándo se está perdiendo.
  6. No ser disciplinado con los criterios de riesgo y horizontes ni con el objetivo fijado al inicio.
  7. Optar por la seguridad: ello supone quedar desprotegido ante la inflación.
  8. Dejarse guiar por el sentimiento de “revancha al mercado”, convirtiendo “recuperar lo perdido” como el nuevo objetivo.
  9. Tomar decisiones influenciado por los amigos y las noticias.
  10. No disponer de un asesor financiero cualificado que le aconseje dónde invertir en base a su perfil y vele por sus intereses.

He intentado reformular la lista en términos de proyectos tecnológicos y coinciden con muchos de los consejos habituales:

  1. No realizar estrategias distintas para corto, medio y largo plazo.
  2. Desarrollar un proyecto influenciado por los instrumentos tecnológicos de moda.
  3. No entender la tecnología con la que se ha desarrollado el proyecto.
  4. No tener paciencia para superar los momentos difíciles ni dejar que se desarrolle el proyecto, cancelandolo cuándo va con retraso.
  5. No ser disciplinado con los criterios de riesgo y horizontes ni con el objetivo fijado al inicio.
  6. Optar por la seguridad.
  7. Tomar decisiones influenciado por los amigos y las noticias.
  8. No disponer de un asesor tecnológico cualificado que le aconseje qué tecnologías utilizar.

Probablemente si cogiesemos la lista, podríamos aplicarla a casi cualquier ámbito de conocimiento.