Saltar al contenido

2

O cómo la percepción humana es una parte muy importante en la robótica. Los tweenbots son unos robots con una misión complicada para un robot pero muy sencilla para una persona: atravesar un parque. La mayoría de roboticistas intentaría resolver el problema por medio de algunas de estas  técnicas: construcción de mapas, localización de objetivos, esquivar obstáculos, identificar localizaciones, etc. Técnicas complicadas y que requieren mucho tiempo de desarrollo. Sin embargo los tweenbots de Kacie Kinzer han resuelto el problema de una forma mucho más sencilla: caer simpáticos. Los robots sólo llevan pintada una sonrisa y un cartel indicando cual es su destino, y la gente les ayudó a llegar allí.

En este video se puede ver qué sucede cuando un pobre robot simpático qué sólo quiere atravesar el parque se encuentra con gente:

Tecnológicamente, estos pequeños no aportan nada, pero estos robots sirven para recordarnos que la apariencia de un robot es muy importante para conseguir su objetivo y que no siempre la solución más compleja es la mejor.

Según Tandy Trower (responsable del grupo de robótica de Microsoft) en una entrevista a PCWorld, los robots necesitan mejorar el sentido del tacto. Creo que no es sólo del tacto, sino que el problema es mejorar la percepción. La percepción entendida como la tarea que consiste en modelar la realidad a partir de las lecturas de los sensores.

Por ejemplo, es relativamente sencillo escribir un algoritmo que conocidas las dimensiones de un cuarto y los objetos presentes, aspire un cuarto siguiendo una ruta óptima. Pero no es práctico en el mundo real. ¿Porqué? Porque siempre habrá calcetines tirados por el suelo, sillas descolocadas, o simplemente la iluminación y/o temperatura de una habitación hacen que cambien las lecturas de los sensores. Todo eso se puede englobar en la percepción y es por eso que los únicos robots que se venden a gran escala, los Roomba, utilicen un modelo muy sencillo pero muy efectivo, a costa de no ser óptimos. De momento cualquier robot más complejo requiere un mayor nivel de percepción y es lo más duro de la inteligencia artificial.

Tandy prevé que el hardware estará listo un unos 5 añosy que la parte dificil estará en el software. Totalmente de acuerdo, pero tampoco hay que pensar que el software salvará las carencias del hardware.

También es interesante que Trower, trabajando para microsoft, hable al final de la entrevista de "alejarse de sistemas propietarios para intercambiar ideas y software". Parece un chiste.