Saltar al contenido

En robots.net nos muestran un robot japonés híbrido patinador - andador. En el video siguiente, el robot comienza caminando sobre sus patas y cuando llega a una carretera cambia a patinar sobre ruedas. Casualmente estoy aprendiendo a patinar y creo que este tipo de movimiento es muy complejo (al menos sobre 2 patas).
¿Cuál es el sentido de los robots de propulsión híbrida? Es una cuestión de eficiencia y de utilidad. La propulsión sobre ruedas es de las más eficientes energéticamente hablando, sin embargo en la naturaleza apenas existen animales u objetos que se desplacen rodando (excepto las plantas típicas de los western), porque no es un método práctico, las ruedas necesitan un terreno más o menos plano para rodar y si no se quedan enganchadas. Las patas no tienen ese problema, andan por casi cualquier terreno. También se puede diseñar un robot con orugas como los tanques, o con ruedas 4x4 dependiendo del terreno. Los híbridos tienen la ventaja de poder aprovechar el sistema de locomoción más apropiado a cada situación, a costa de una mayor complejidad mecánica (lo que se traducirá en un mantenimiento más caro).
Sólamente a largo plazo se podrá evaluar si realmente merece la pena hacer un diseño híbrido o no, pero mi opinión es que probablemente sea mejor hacer un diseño específico para la aplicación con un sólo medio de locomoción, creo que es difícil que un híbrido tenga sentido, por lo menos a corto plazo.
Pero como experimento es igual de válido que cualquier otro y hasta divertido probar con un robot que tiene varios modos de locomoción.

Una mula robótica ha ganado 10$ millones en financiación para investigación (con fines militares). La mula usa un motor de gasolina para mover un sistema hidráulico que propulsa sus patas. Está inspirado en las patas de las mulas reales, lo que dicen las hace eficiente energéticamente. No puedo opinar sobre las ventajas militares de un invento como este (en el artículo original se habla del ruido y la autonomía) pero a primera vista el movimiento es impresionante. La estabilidad que han conseguido (en el vídeo se ve como el robot no se cae después de una patada) es muy grande.
La única pega es que está dentro del famoso valle inexplicable, sus andares son muy animales, pero no lo suficiente para que sean realistas y como dicen en wired, es un poco raro verlo en movimiento. Por ejemplo, cuando está parada, sus patas no se quedan en posición estática, siguen moviendose, supongo que para mantener el equilibrio dinámico, pero la hace parecer extraña, antinatural. Ya sabemos que si no es muy natural, puede que algún general no le siente bien.

Via wired.