Saltar al contenido

Acabo de migrar a https. Para los informáticos de mi quinta, a más de uno les parecerá como si me hubiera adentrado en la zona de dragones de los mapas medievales. Pero, por si alguno tiene pendiente hacer este cambio, ha resultado mucho más sencillo de lo que esperaba.

Desde hace tiempo se está fomentando su uso desde organizaciones como el w3c, google (en calidad de buscador) que favorece a los sitios que implementan https y por otra parte los navegadores chrome  y mozilla, que también han anunciado medidas para propiciar el uso de https. Así que, poco a poco, https se ha vuelto casi obligatorio desde este año. Además el nuevo HTTP2  en la mayoría de navegadores solo funciona sobre https, como medida para favorecer el uso de la navegación segura.

Debido a esta presión para cambiar de http a https, la mayoría de herramientas para convertir los sitios en https se han simplificado muchísimo. Para empezar, gracias a letsencrypt.com podemos obtener certificados gratuitos. En WordPress, gracias al plugin WP Encrypt el proceso para obtener un certificado es tan simple como rellenar un formulario y pulsar unos botones. Y por último, en el caso de mi hosting, configurar https en apache se hace con una herramienta muy sencilla, por lo que el proceso completo es casi trivial.

Solo he tenido que toquetear algunas urls (imágenes, scripts de analytics, etc) por lo que es posible que alguna página antigua no esté actualizada. Pero, de momento, no me he encontrado con dragones.

La semana pasada Mozilla presentó una propuesta para crear aplicaciones y tiendas de aplicaciones basadas en la web. Aunque la propuesta es mucho más abierta que las tiendas de apple (App Store) o google (Web Store), es complicado que funcione. Algunas ideas que se me ocurren sobre la nueva propuesta de mozilla:

  • Prism parece que no tiene futuro. En el directorio de proyectos de mozilla labs, ya aparece como proyecto inactivo. La idea de Prism era muy buena, pero la implementación cómo una aplicación independiente, no. Chrome implementó la idea de una forma más fácil de usar, dentro del propio navegador.
  • Integración con el escritorio / móvil. Es el principal problema de la propuesta de mozilla. Se da por supuesto que la integración es inmediata, pero no creo que sea tan sencillo. Gracias a Prism y a Fennec, Mozilla tiene tecnología para conseguirlo, pero dependerá del resto de navegadores conseguir que sea multiplataforma.
  • Cambia la perspectiva de la web. Hasta ahora, la mayoría de las aplicaciones y contenidos en internet se han financiado a través de la publicidad. Una alternativa ha sido crear servicios freemium con una cuota mensual. La App Store de Apple cambió está perspectiva para las aplicaciones de móviles: vender aplicaciones por descarga. Si la idea de Chrome y de Mozilla funciona, muchas aplicaciones web podrían cambiar su modelo de generar ingresos, al estilo de la app store.
  • Visión de plataforma. Es una visión diferente de una plataforma. Frente al modelo cerrado e integrado de apple, presentan un modelo abierto pero fragmentado similar a la situación actual en la web.

¿Porqué he escrito más en detalle sobre esta propuesta? Después de que se anunciase Prism, pensé en que sería buena idea crear un repositorio de aplicaciones web instalables en el escritorio. Hace un par de años empecé a trabajar un poco en esa idea y poco a poco he ido creando un prototipo que reutilizase prism, llamado app-share.com. En la última versión, descarté el uso de prism y lo transformé en un escritorio web, que actualmente tiene un aspecto muy similar al prototipo de mozilla. En el futuro intentaré integrar la nueva propuesta de Mozilla.

1

La guerra de los navegadores que enfrentó en los 90 a Netscape con Explorer de Microsoft terminó con un navegador predominante que no era compatible con los estándares de la web. Desde entonces pesar de que explorer es el navegador más utilizado, ha estado por detrás en características y compatibilidad, llegandose a la situación de que Explorer durante muchos años era el estándar de facto frente a las especificaciones del w3c (el consorcio que se encarga de definir los estándares de la web).

En la segunda guerra de los navegadores, que empezó cuando mozilla empezó a desarrollar su navegador firefox, microsoft ha seguido rezagada en compatibilidad y características. Explorer es el único navegador que no soporta muchas características de html5 y css3, mientras que firefox, chrome, safari y opera ya soportan una buena parte de los nuevos estándares.

Pero al fin, microsoft parece que se preocupa de los estándares: han creado un concurso de aplicaciones web de menos 10K en el que uno de los requisitos es que la aplicación funcione con Firefox, Webkit (Chrome y Safari) y IE9 dev preview (la nueva versión de internet explorer en desarrollo). Recuerda mucho a chrome experiments, pero hace más enfasis en la compatibilidad entre navegadores, impensable hace unos años.

Chris Anderson (famoso por su teoría de la larga cola) y Michael Wolff han levantado la polémica entre los bloggers con un artículo en wired en el que declaran que la web ha muerto. Según su punto de vista, la web ha muerto básicamente porque cada vez se accede menos a las aplicaciones online a través de un navegador y cada vez se usan más aplicaciones específicas para iPhone o iPad.

Uno de los problemas del artículo es haber utilizado un gráfico de Cisco para apoyar su teoría, por lo que se les ha criticado duramente:

  • El gráfico muestra la cantidad de tráfico, el video consume mucho más tráfico que la web.
  • En la etiqueta video está incluido el video a través de la web (video a través de flash en sitios cómo youtube). Técnicamente se usa un navegador web para acceder a ese video.
  • La medida en tráfico no es comparable a la medida en tiempo de uso. La gráfica mide ancho de banda consumido porque a Cisco es un dato que le interesa para optimizar sus routers, pero es complicado extrapolar que la web ha muerto a partir de éste gráfico.
  • En su razonamiento exageran el peso de las aplicaciones de iPhone y iPad. Comparado con el total de consumo de datos no creo que sean muy relevantes, aunque probablemente dominen en sus respectivos mercados.

Sin embargo sus comentarios tienen cierto sentido, puede que se esté iniciando un cambio de tendencia:

  • Las aplicaciones en iPhone y iPad son (en general) más fáciles de usar que las páginas web. El navegador supone un añadido sobre las aplicaciones web  que complica su uso.
  • Google va a abrir una tienda de aplicaciones, cada vez más usuarios utilizan esta forma para buscar e instalar aplicaciones nativas y a partir de que google abrá su tienda también web. Es una forma de ocultar el navegador y esconder su complejidad, ya que permitirá instalar aplicaciones web.
  • Para los desarrolladores es una forma más fácil de monetizar una aplicación que la publicidad, por lo que habrá dinero corriendo y negocio, al igual que la App Store de Apple.

Creo que no han tenido en cuenta en escenario que en mi opinión más probable: el navegador es cada vez más un elemento que no aporta nada al usuario, que quiere acceder a aplicaciones web. Sin embargo es un elemento casi imprescindible para la arquitectura actual de aplicaciones web, así que lo más probable es que el navegador se integre en el sistema operativo. Google va a tratar de conseguirlo a través de Chrome OS. Uno de los principios descritos en The Laws of Simplicity de Jonh Maeda es el de ocultar la complejidad. Así cómo google es una caja de búsqueda sencilla que oculta miles de servidores y protocolos complejos, el navegador es un elemento complejo que, cada vez más, sólo sirve para acceder a aplicaciones web.

Por otra parte la web se apoya en el protocolo HTTP y muchos aplicaciones aunque sean nativas seguiran usando el protocolo de la web para acceder a la información. Así que  técnicamente la web sigue funcionando aunque sea por detrás. Por ejemplo TeetDeck, es una aplicación nativa, pero se apoya en el api de twitter basado en http.

En definitiva, a los usuarios les dará igual cómo acceder a internet, sea a través de un navegador o una aplicación nativa. En un estudio de hace tiempo, la mayoría de usuarios ni si quiera sabían lo que era un navegador. Las aplicaciones que usen internet se construirán a base de aplicaciones web ó nativas pero en cualquier caso la web no morirá sino que probablemente se transformará y el navegador quedará oculto en la tripas del sistema operativo.

Browse for a cause, en español, navega por una causa. La idea de este proyecto es recopilar dinero para diferentes ong's a través de un plugin para firefox y en el futuro para google chrome. La forma de hacerlo es insertar códigos de afiliación asociados con este proyecto, de forma que, por cada compra que hagamos en sitios con programas de afiliación cómo amazon, donarán una parte de nuestra compra a browse for a cause, que repartirá entre las ong's de nuestra elección el dinero recaudado.

Una forma sencilla de donar dinero para una buena causa, pero también una forma de aprovechar la infraestructura del navegador. Últimamente estoy investigando el tema de los plugins para navegadores y creo van a aparecer más aplicaciones que aprovechen la infraestructura del navegador a través de plugins para implementar aplicaciones, sobretodo si el navegador se termina convirtiendo en el sistema operativo.