Saltar al contenido

Creo que a casi todos los camaradas del metal nos gustan los robots. Y aunque todavía no tenemos robots sirviéndonos la comida, cada vez hay una sensación más generalizada de que la invasión metálica está a punto de llegar. Supongo que será por las noticias sobre los proyectos robóticos de google y amazon (empresones dedicados a ganar dinero) y el uso de drones por parte del ejército americano (la policía del mundo).

Y aquí es donde encaja Robot futures un libro de Illah Reza Nourbakhsh en el que describe unas cuántas predicciones sobre la robótica a corto y medio plazo y el posible impacto en la sociedad. Recomendable para todos los interesados en el campo, ya que todos los puntos de debate que plantea son reales aunque no creo que estemos de acuerdo sobre las predicciones que hace Illah. Hace una extrapolación de las investigaciones actuales al futuro: desde la extensión de la analítica web al mundo físico (cámaras y sensores que nos monitorizan por todas partes) hasta el futuro de la telepresencia (en modalidad sobrecargada, cuando una persona pueda controlar varios cuerpos al mismo tiempo).

Una idea que me ha gustado y que presenta al inicio del libro es en que los robots no tendrán necesariamente forma física humanoide. La idea que se ha comentado por aquí alguna vez, es que los robots surgirán de la conexión entre internet, la inteligencia artificial y el mundo físico, por lo que para muchas aplicaciones y tareas no necesitaremos robots de forma humanoide. Y un corolario interesante es que los robots tendrán ojos en todas partes y se adelantarán a nuestras acciones. Hace unos días microsoft presentaba un ascensor inteligente que intenta predecir la planta a la que queremos ir. Si la cámara del ascensor se comunica con el sistema de control de puertas, tendremos un sistema mágico que nos abre la puerta antes de que entremos en casa.  Todo esto se puede construir ya aunque el grado de fiabilidad todavía no es el adecuado (es posible que le abra la puerta a cualquiera que pase por delante).

Las escenas que nos plantea Nourbakhsh plantean un debate que empieza existir, por lo que me ha parecido un libro interesante. Y además inspirador, creo que aprovecharé algunas ideas para ir escribiendo artículos en los próximos meses.

Hace poco me preguntaron sobre el estado de linux: ¿qué ha pasado con linux? ¿ya no se oye hablar mucho de él? Me sorprendió la pregunta, pero es cierto que ya no se oye hablar tanto de linux. Me ha dado por comprobarlo en google trends:

comparacion sistema operativo google trends

Linux ha perdido popularidad y su espacio como alternativa de escritorio a Windows lo ha ocupado Apple. Pero esto no significa que linux como sistema operativo esté pasando un mal momento.

En servidores web no le va mal, según la wikipedia, sigue teniendo una cuota de mercado mayoritaria.  En ubuntu han cerrado el bug #1 que mantenían abierto simbólicamente desde hace años: Microsoft has a majority market share (Microsoft tiene la mayor parte del mercado).

Cuando me hicieron la pregunta, mi respuesta rápida fue: android es linux! Es una variante de linux y es open source. Probablemente no es la opción que Stallman hubiese escogido y a Linus Torvalds no le agrade tener un kernel de linux alternativo, pero lo cierto es que Android es open source y nació a partir de linux.

El problema es que android no está asociado con linux y el código abierto. Es otra cosa, un híbrido que se puede usar cómo un sistema operativo libre, pero tiene detrás una gran empresa apoyándolo detrás cómo microsoft o apple.

Pero creo que terminará extendiéndose como sistema operativo embebido. Tiene la ventaja de ser open source lo que lo hará atractivo para los fabricantes de hardware. Y permitirá crear dispositivos con interfaces táctiles baratos y adaptables y sin tener que pagar licencias por copia.

Desde que se anunció kinect cómo proyecto natal, muchos "hackers" han estado deseando echarle mano para usarlo en proyectos no relacionados con la xbox. El nuevo dispositivo no sólo tiene potencial cómo mando para juegos sino cómo dispositivo de interacción general, en entornos interactivos e incluso en robótica. Dado que la industria de los videojuegos es de las más rentables actualmente, es lógico que microsoft haya usado kinect para contrarrestar el empuje de la wii y su wiimote.

Mehmet Akten explica en su blog las ventajas de kinect: resuelve el problema de detectar la profundidad de una escena de una manera muy económica. Existen equipos de 2000$ con sensores láser que calculan la profundidad y ofrecen un modelo 3D. También podría usarse un par de webcams en modo estereoscópico con algoritmos complejos para calcular la profundidad. Pero con kinect el problema se resuelve con un hardware sencillo y relativamente barato. Probablemente la precisión de kinect no sea la misma que los sensores lidar, pero puede ser lo suficientemente buena. ¿Cuánto bajaría el precio de un coche autónomo cómo el de google con un dispositivo cómo kinect? Habría que ver si funciona en movimiento, pero puede ser un dispositivo revolucionario.

Mientras tanto, en ROS (Robot Operating System) ya están trabajando en un driver. El primer driver open source para linux lo ha desarrollado un español y no hay más que ver la cantidad de artículos que han aparecido en adafruit, para saber que kinect va a convertirse en el heredero del wiimote. Así que en readwriteweb también piensan que es probable que aparezcan otras aplicaciones para kinect, aunque soy un poco escéptico en este sentido: no siempre resulta cómodo utilizar un interfaz gestual.

Mientras tanto le echaremos un ojo a los videos de kinect que ya están apareciendo en youtube:

1

La guerra de los navegadores que enfrentó en los 90 a Netscape con Explorer de Microsoft terminó con un navegador predominante que no era compatible con los estándares de la web. Desde entonces pesar de que explorer es el navegador más utilizado, ha estado por detrás en características y compatibilidad, llegandose a la situación de que Explorer durante muchos años era el estándar de facto frente a las especificaciones del w3c (el consorcio que se encarga de definir los estándares de la web).

En la segunda guerra de los navegadores, que empezó cuando mozilla empezó a desarrollar su navegador firefox, microsoft ha seguido rezagada en compatibilidad y características. Explorer es el único navegador que no soporta muchas características de html5 y css3, mientras que firefox, chrome, safari y opera ya soportan una buena parte de los nuevos estándares.

Pero al fin, microsoft parece que se preocupa de los estándares: han creado un concurso de aplicaciones web de menos 10K en el que uno de los requisitos es que la aplicación funcione con Firefox, Webkit (Chrome y Safari) y IE9 dev preview (la nueva versión de internet explorer en desarrollo). Recuerda mucho a chrome experiments, pero hace más enfasis en la compatibilidad entre navegadores, impensable hace unos años.

Según Technology review, Microsoft está utilizando un algoritmo de inteligencia artificial para reducir el número de anuncios visualizados en los resultados de las búsquedas de Bing. En media, el buscador de Microsoft muestra 3,85 anuncios por palabra de búsqueda, mientras que Google muestra 5,72. El objetivo de Bing es mostrar menos anuncios pero más relevantes y conseguir más clicks de los usuarios. Para conseguirlo utilizan un algoritmo basado en un modelo bayesiano que aprende sobre la marcha (aprendizaje no supervisado).

La inteligencia artificial poco a poco se va colando en aplicaciones comerciales, pero es una lástima que mientras Bing se juega 25.000 millones de dólares con éste algoritmo, en España nos preguntaremos porqué fracasan los proyectos tecnológicos.