Saltar al contenido

Este año, uno de mis objetivos era aprender a programar en Android, hacer alguna aplicación y publicarla en Google Play para ver cómo funciona. Todavía estoy en ello, de momento sólo he aprendido la programación básica de aplicaciones.

Programando
Llevo un par de meses, siguiendo el libro Android Programming: The Big Nerd Ranch Guide. Es un poco guíaburros (haz esto, esto y esto y conseguirás tal o cual cosa), pero es recomendable para el que quiera aprender un poco de todo. No llega a dar una visión general de Android pero es muy amplio y cubre muchos aspectos de este entorno de programación (formularios, bases de datos locales, conectividad http, sensores de localización, cámara de fotos, etc).

¿Porqué Android?
En igualdad de condiciones, si puedo elegir, prefiero los sistemas open source. Android además de ser libre, cada vez parece más seguro que va a dominar el mercado de teléfonos móviles. Google ha sabido aprovechar las ventajas de un sistema operativo abierto y apoyarlo con un desarrollo sostenido y dinámico más típico de una plataforma cerrada.

Plataforma Android
Gracias a la versatilidad que permite instalarlo y utilizarlo en dispositivos muy diferentes, a Android le queda recorrido en cuanto dispositivos y aplicaciones por desarrollar. Le da mucha libertad a los desarrolladores y a la larga se crearán otros productos que no serán sólo teléfonos móviles (ya hay relojes para empezar).

Por otro lado, ha conseguido enfocar a la comunidad open source. Para muchos desarrolladores tener una referencia única (por ejemplo la página sobre sensores) es una ventaja. No sé si es lo mejor, pero reconozco que es bueno que haya una voz principal, que recopile y unifique la información y la forma de trabajar.

Android ha superado muchas barreras que Linux por sí mismo no había podido superar y creo que le espera un futuro interesante.

 

Hace poco me preguntaron sobre el estado de linux: ¿qué ha pasado con linux? ¿ya no se oye hablar mucho de él? Me sorprendió la pregunta, pero es cierto que ya no se oye hablar tanto de linux. Me ha dado por comprobarlo en google trends:

comparacion sistema operativo google trends

Linux ha perdido popularidad y su espacio como alternativa de escritorio a Windows lo ha ocupado Apple. Pero esto no significa que linux como sistema operativo esté pasando un mal momento.

En servidores web no le va mal, según la wikipedia, sigue teniendo una cuota de mercado mayoritaria.  En ubuntu han cerrado el bug #1 que mantenían abierto simbólicamente desde hace años: Microsoft has a majority market share (Microsoft tiene la mayor parte del mercado).

Cuando me hicieron la pregunta, mi respuesta rápida fue: android es linux! Es una variante de linux y es open source. Probablemente no es la opción que Stallman hubiese escogido y a Linus Torvalds no le agrade tener un kernel de linux alternativo, pero lo cierto es que Android es open source y nació a partir de linux.

El problema es que android no está asociado con linux y el código abierto. Es otra cosa, un híbrido que se puede usar cómo un sistema operativo libre, pero tiene detrás una gran empresa apoyándolo detrás cómo microsoft o apple.

Pero creo que terminará extendiéndose como sistema operativo embebido. Tiene la ventaja de ser open source lo que lo hará atractivo para los fabricantes de hardware. Y permitirá crear dispositivos con interfaces táctiles baratos y adaptables y sin tener que pagar licencias por copia.

Hace muchos años que se escucha va a ser el año del escritorio linux y que el imperio de microsoft va a estar amenzado, pero parece que todavía no ha sido así. Sin embargo, después de intentar colarse en el escritorio sin éxito, parece linux se cuela en los hogares sin hacer ruido: en casa tengo el popcorn hour (un disco duro multimedia HD), un asus eeepc y una tv panasonic 37PX70 (sorprendentemente con linux, al menos según parece en el manual y la licencia de usuario). Todos con linux de fábrica, sin tener que reinstalar nada. Sé que mi casa no es una muestra muy significativa, pero hay más indicios: Dell ya vende portátiles con Ubuntu preinstalado (después de hacer una encuesta a sus clientes) y Google prepara el camino a la telefonia móvil con android. Al final llegará el año de linux, pero sin hacer ruido, casi sin que sepamos que está ahí.