Saltar al contenido

7

El siguiente artículo está escrito por AOM, autor de sinapsis, un blog que seguro os parece tan interesante como a mí desde que lo descubrí hace poco:

La simulación del cerebro avanza de forma parcial. Hay múltiples aspectos que no se tiene en cuenta. Uno de ellos es el de una realidad virtual en la que enmarcar la simulación.
Existen dos modelos de simulación neuronal: las neuronas compartimentales y las neuronas Integrate & Fire. El primero usa neuronas con toda su complejidad espacial y todos los compartimentos dendríticos y axonales. Es muy exigente computacionalmente. Se usan en el proyecto Blue Brain. El segundo modelo sólo tiene en cuenta el peso de los inputs, los integra y se dispara o no. Es el modelo usado en la mayoría de las simulaciones como la realizada por IBM. En el proyecto Blue Brain se modelizan hasta 10.000 neuronas. En el de IBM hasta 100.000.000 neuronas, equivalentes al cerebro de un gato. El cerebro humano contiene 100.000.000.000 neuronas. Otros muchos proyectos de simulación están en marcha.
El objetivo de estudiar los sistemas nerviosos de los seres vivos es conocer su conducta. De poco nos sirve conocer la organización del sistema nervioso de un ratón o su bioquímica si eso no se traduce en comportamiento: sufre, corre mucho, está apático... Por ello, el objetivo de una simulación debe ser la simulación de la conducta.
Tomemos el "gato" de IBM. El superordenador usado es capaz de simular la enorme cantidad de neuronas equivalentes al cerebro de un gato. Pero NO SIMULA EL CEREBRO DE UN GATO. Está muy lejos de ello. Para hacerlo, necesitamos conocer cómo funciona su cerebro, algo para lo que quedan años o décadas. Necesitamos saber cómo están conectadas las neuronas. El proyecto conectoma nos ayudará a saberlo. Cualquier conocedor de electrónica básica sabe que el modo de conexión de los componentes es tan importante como los componentes en sí. Como dice el director del proyecto: " el gato no caza ratones". Entonces ¿qué estamos haciendo?
Un punto adicional de no poca importancia es el siguiente: supongamos que conocemos el cerebro de un gato lo suficiente para simularlo. ¿Dónde están los ratones? Es decir, necesitamos un entorno de realidad virtual en la que podamos probar las reacciones del gato. En esto también estamos en mantillas.
¿Sería posible simular el entorno completo de un animal?
El gusano C. elegans es un conocido animal de experimentación del que conocemos su genoma. También sus 302 neuronas. No sólo eso, conocemos todas las 6418 sinapsis que posee, es decir, el detalle exacto de su conectividad así como los músculos que inervan. ¿Por qué no intentarlo con él? Se ha intentado, pero los datos arrojados por los buscadores no suenan muy prometedores. Intentos antiguos y parciales (movimiento de la cabeza, reacción al calor) Para conseguir una correcta simulación sería necesario también simular su mundo. Crear un mundo de realidad virtual del gusano, meterlo en ese mundo y probar sus reacciones. ¿Escapa del calor o del ruido? ¿Se ve atraído por el olor a comida?
Me pregunto si con tanto mundo de realidad virtual creado y con tanto videojuego tendremos los conocimientos para crear un pequeño mundo a la medida de Caenorhabditis elegans.

2

Jugar a juegos de ordenador en localizaciones reales es una buena idea que me parece que nunca se ha llevado a la práctica de forma exitosa. Yo colocaría a los juegos de rol en vivo como precursores de esta categoría, eran divertidos, pero necesitabas un máster de juego controlando la partida y el pobre no es omnipresente. Otras opciones sin máster, se basaban en que los jugadores cumplieran a rajatabla las normas lo cual dependiendo del grupo de juego podía ser mucho pedir. No he jugado más que un par de veces en la adolescencia, y era  divertido, pero no más que cualquier juego de calle.

Un compañero me habló de que en su empresa pusieron en marcha un juego a través de sms que se desarrollaba en la calle, pero me imagino que tampoco es una plataforma perfecta. Al no tener constancia de dónde están realmente los jugadores, sólo se puede intuir la posición y el juego al final se queda en una experiencia por sms, una mezcla entre los juegos de dungeons en modo texto (que también son divertidos) y chat por sms (igualmente divertidos).

Hace un par de años leí que había personas que estaban intentando poner en marcha algunos juegos a través de gps y conexión por internet. No recuerdo si el juego se hacía sólo con gps siguiendo algunas reglas o si había que utilizar un portátil conectado a internet con gps, pero cualquiera de las dos soluciones me parece incómoda: un portátil a pesar del nombre es bastante engorroso para llevar encima y si sólo se usa un gps encima, carece de la interactividad del ordenador, aunque jugaremos a un juego en vivo con localizaciones de precisión milimétrica.

La solución que englobaría a todos los elementos anteriores puede ser la utilización de teléfonos móviles con gps en forma de realidad aumentada. Utilizando todos los recursos disponibles de un teléfono así, podríamos tener los siguientes elementos:

  • interactividad: con un teléfono moderno que son casi ordenadores, tendríamos la capacidad de jugar a juegos interactivos en cualquier parte.
  • geolocalización: permitiría conocer la posición de los jugadores casi al instante, o al menos a grandes rasgos (por ahora, técnicamente por coste y fiabilidad no creo que sea viable enviar la actualización de la posición en tiempo real).
  • conectividad a internet: al enviar nuestra posición a un servidor centralizado, podríamos acceder a través de internet cuando tengamos un ordenador para comprobar el estado de nuestro personaje en el juego. También podemos recibir alertas de jugadores cercanos,  premios, tesoros o puntos que hayamos podido recoger, o cualquier otra regla que se aplique al juego que estemos jugando. El servidor central será el encargado de organizar y arbitrar el juego.
  • comunicación de corto alcance por bluetooth: cuando estemos cerca de otro jugador, podremos establecer comunicacion via bluetooth para diferentes elementos del juego, no sólo para comunicarse conotros  jugadores, sino para intercambiar elementos de juego, eventos, resolver combates virtuales, etc.
  • cámara de vídeo y foto: gracias a las técnicas de realidad aumentada, podremos realizar varios efectos especiales aplicados a fotografías y videos en tiempo real. Por ejemplo, se podrá ver una imagen superpuesta sobre los jugadores de nuestro juego (al estilo, "puedes ver el auténtico rostro de los alienígenas invasores de nuestro planeta"). O información sobre el resto de jugadores (nombre ficticio en el juego, puntos de vida, escudo del equipo al que pertenece, etc). Incluso objetos que son completamente virtuales (entras en una sala dónde sólo los jugadores del juego pueden ver un tesoro escondido).

La mayoría de estas cosas son casi ciencia ficción (la parte de imagen y video es la más compleja y requeriría teléfonos móviles muy potentes). Pero dado que empezamos a tener teléfonos cada vez más potentes, los ultraportátiles son cada vez más ligeros y baratos y las video consolas son cada vez más omnipresentes, no descartaría que en menos de 10 años hubiese periféricos específicos para jugar a un juego de esta forma. Al estilo del rock band o guitar hero, es posible que se venda un juego para consola con un complemento para llevar encima para jugar en vivo.

En el lado negativo, tenemos lo de siempre, toda esa tecnología se puede usar para el mal: privacidad, intromisión, publicidad no deseada, etc.

2

La nueva campaña del audi q5 generis, me ha recordado en 2 tipo de juegos que creo que están por desarrollar en internet y creo que podrían ser buena idea:

  • Video aventuras gráficas: la razón por la que me llamó más la atención el anuncio del q5 es porque se parecía mucho a una idea que estuve barajando con unos amigos durante un tiempo. La idea era desarrollar aventuras conversacionales basadas en video por internet, en una versión rudimentaria se trataría de mostrar videos dependiendo de las acciones que tome el jugador. El resultado debería ser bastante parecido a la campalla del q5, sólo que planeabamos un entorno más colaborativo. El problema en este caso son los medios: se necesita una inversión relativamente fuerte en lograr que los videos fuesen de calidad y en hacer una historia que enganchase. El problema que veíamos era conseguir una ambientación que fuesen atractiva y al basarla en video, prácticamente es como rodar una película. Finalmente descartamos la idea, pero me sigue pareciendo interesante y el anuncio del Q5 usando ilustraciones tipo cómic a venido a darnos una lección de imaginación para sacar adelante una idea. Sigo pensando que desde el punto de vista tecnológico, hacer una aventura de este tipo no es complicado y desde el punto de vista del usuario puede ser atractivo.
  • Juegos sociales de salón: Otra idea interesante son los juegos sociales de salón. Me encantan los juegos de mesa (y no tengo hijos), me parece que tienen el atractivo de que fomentan la participación social frente al relativo aislamiento de las videoconsolas. Se puede jugar en red, pero creo que parte del éxito de la wii es haber creado juegos que fomentan la participación cara a cara, lo que me gusta llamar juegos sociales de salón. ¿No se podrían crear este tipo de juegos basados en web? No suelen ser muy exigentes en el aspecto gráfico, seguro que se puede hacer algo interesante en 2D o incluso en 3D en el navegador. Solo quería unas instrucciones de cómo conectar el portátil a la TV, usar un ratón inalámbrico y a jugar en el salón.