Saltar al contenido

Hace unos días ha sido el WWDC de Apple. Me han llegado varias referencias a  una empresa que se dedica a la robótica y la inteligencia artificial llamada anki. El artículo más completo es del spectrum del ieee. También han recibido inversión de Marc Andressen uno de los inversores emblemáticos del mundillo de Silicon Valley.

Después de ver el video de presentación, me parece que tienen un buen software pero creo que no han encontrado la aplicación apropiada. A fin de cuentas, lo que han enseñado no es más que una especie de "escalextric" futurista.

No quiero quitarles méritos. Ese escalextric está cargado de tecnología, pero me da la sensación de que su objetivo es conseguir dinero para hacer algo más serio.

La idea en sí no es mala del todo. Hay una tendencia creciente a integrar el juego virtual con interfaces físicas gracias a tablets y móviles. Es una tendencia que me parece que puede dar ideas muy buenas para juegos y aplicaciones reales. En este artículo de El mundo hay algunos ejemplos más.

Pero en el caso de anki, lo van a tener complicado. Cómo juego al utilizar un interfaz físico, está un poco limitado en comparación con los juegos software. Es cómo comparar un escalextric con un juego de fórmula 1 de ordenador. No creo que la gente se gaste el dinero en unos coches más inteligentes y manejables si al final en casa sólo te cabe una pista con un 8. Aunque sí es verdad que el hecho de añadir disparos y explosiones, puede hacer que la diversión se multiplique respecto a un escalextric normal.

A pesar de que no sé si triunfará éste producto, sí creo que tienen unos algoritmos potentes y probablemente podrán hacer cosas más interesantes relacionadas con la robótica. El problema de la robótica actual es que o bien necesita aparatos muy caros que todavía son prototipos en laboratorios (tipo Google Car) o no son lo suficientemente potentes para hacer tareas complejas (Roomba). A ver si anki consigue las dos cosas: dispositivos baratos y aplicaciones potentes.

Aprovechando las últimas modificaciones en el contenido del blog, estoy haciendo algunos cambios estéticos. Además voy a hacer limpieza de artículos antiguos pendientes de publicar (poco a poco, tengo unos 300), publicando los que todavía sean interesantes. El primer artículo que he encontrado es un white paper publicado por Pierre-Yves Oudeyer sobre la motivación en el aprendizaje infantil. A través de un experimento con robots, Pierre sugiere que el aburrimiento y la frustración son una parte fundamental del aprendizaje. Un robot necesita enfrentarse a situaciones familiares pero no lo suficientemente conocidas como para que no supongan un reto. Actualmente Pierre-Yves es investigador en el inria flowers continuando su investigación en este campo, la aplicación de la psicología del desarrollo a la robótica.

2

Jugar a juegos de ordenador en localizaciones reales es una buena idea que me parece que nunca se ha llevado a la práctica de forma exitosa. Yo colocaría a los juegos de rol en vivo como precursores de esta categoría, eran divertidos, pero necesitabas un máster de juego controlando la partida y el pobre no es omnipresente. Otras opciones sin máster, se basaban en que los jugadores cumplieran a rajatabla las normas lo cual dependiendo del grupo de juego podía ser mucho pedir. No he jugado más que un par de veces en la adolescencia, y era  divertido, pero no más que cualquier juego de calle.

Un compañero me habló de que en su empresa pusieron en marcha un juego a través de sms que se desarrollaba en la calle, pero me imagino que tampoco es una plataforma perfecta. Al no tener constancia de dónde están realmente los jugadores, sólo se puede intuir la posición y el juego al final se queda en una experiencia por sms, una mezcla entre los juegos de dungeons en modo texto (que también son divertidos) y chat por sms (igualmente divertidos).

Hace un par de años leí que había personas que estaban intentando poner en marcha algunos juegos a través de gps y conexión por internet. No recuerdo si el juego se hacía sólo con gps siguiendo algunas reglas o si había que utilizar un portátil conectado a internet con gps, pero cualquiera de las dos soluciones me parece incómoda: un portátil a pesar del nombre es bastante engorroso para llevar encima y si sólo se usa un gps encima, carece de la interactividad del ordenador, aunque jugaremos a un juego en vivo con localizaciones de precisión milimétrica.

La solución que englobaría a todos los elementos anteriores puede ser la utilización de teléfonos móviles con gps en forma de realidad aumentada. Utilizando todos los recursos disponibles de un teléfono así, podríamos tener los siguientes elementos:

  • interactividad: con un teléfono moderno que son casi ordenadores, tendríamos la capacidad de jugar a juegos interactivos en cualquier parte.
  • geolocalización: permitiría conocer la posición de los jugadores casi al instante, o al menos a grandes rasgos (por ahora, técnicamente por coste y fiabilidad no creo que sea viable enviar la actualización de la posición en tiempo real).
  • conectividad a internet: al enviar nuestra posición a un servidor centralizado, podríamos acceder a través de internet cuando tengamos un ordenador para comprobar el estado de nuestro personaje en el juego. También podemos recibir alertas de jugadores cercanos,  premios, tesoros o puntos que hayamos podido recoger, o cualquier otra regla que se aplique al juego que estemos jugando. El servidor central será el encargado de organizar y arbitrar el juego.
  • comunicación de corto alcance por bluetooth: cuando estemos cerca de otro jugador, podremos establecer comunicacion via bluetooth para diferentes elementos del juego, no sólo para comunicarse conotros  jugadores, sino para intercambiar elementos de juego, eventos, resolver combates virtuales, etc.
  • cámara de vídeo y foto: gracias a las técnicas de realidad aumentada, podremos realizar varios efectos especiales aplicados a fotografías y videos en tiempo real. Por ejemplo, se podrá ver una imagen superpuesta sobre los jugadores de nuestro juego (al estilo, "puedes ver el auténtico rostro de los alienígenas invasores de nuestro planeta"). O información sobre el resto de jugadores (nombre ficticio en el juego, puntos de vida, escudo del equipo al que pertenece, etc). Incluso objetos que son completamente virtuales (entras en una sala dónde sólo los jugadores del juego pueden ver un tesoro escondido).

La mayoría de estas cosas son casi ciencia ficción (la parte de imagen y video es la más compleja y requeriría teléfonos móviles muy potentes). Pero dado que empezamos a tener teléfonos cada vez más potentes, los ultraportátiles son cada vez más ligeros y baratos y las video consolas son cada vez más omnipresentes, no descartaría que en menos de 10 años hubiese periféricos específicos para jugar a un juego de esta forma. Al estilo del rock band o guitar hero, es posible que se venda un juego para consola con un complemento para llevar encima para jugar en vivo.

En el lado negativo, tenemos lo de siempre, toda esa tecnología se puede usar para el mal: privacidad, intromisión, publicidad no deseada, etc.

1

Acabo de entrar en la campaña interactiva del nuevo audi Q5 generis y me ha parecido impresionante por la calidad. Se trata de una aventura gráfica basada en flash, en la que hay que recorrer diversos países buscando un audi Q5 generis, con estética cómic. Es impresionante por las voces de doblaje, el guión del juego, la música, las ilustraciones, el acabado en general.

No suelo visitar estos sitios de publicidad y he clicado casi por casualidad, pero me ha impresionado la calidad, me imagino que han invertido en serio en esta campaña y sin embargo dudo que sea más cara que una campaña tradicional de televisión (es sólo una intuición, no conozco en detalle los costes de los anuncios de estos medios).

Lo único que no me ha gustado demasiado es que es demasiado 1.0. Hay interactividad con el usuario (se pueden seleccionar algunas frases en un guión y clicar en algunas localizaciones para moverse) pero no hay interactividad con otros jugadores. Quizá no sea la mejor campaña para innovar, pero se hecha de menos algo de interactividad con otros usuarios.