Saltar al contenido

Acabo de migrar a https. Para los informáticos de mi quinta, a más de uno les parecerá como si me hubiera adentrado en la zona de dragones de los mapas medievales. Pero, por si alguno tiene pendiente hacer este cambio, ha resultado mucho más sencillo de lo que esperaba.

Desde hace tiempo se está fomentando su uso desde organizaciones como el w3c, google (en calidad de buscador) que favorece a los sitios que implementan https y por otra parte los navegadores chrome  y mozilla, que también han anunciado medidas para propiciar el uso de https. Así que, poco a poco, https se ha vuelto casi obligatorio desde este año. Además el nuevo HTTP2  en la mayoría de navegadores solo funciona sobre https, como medida para favorecer el uso de la navegación segura.

Debido a esta presión para cambiar de http a https, la mayoría de herramientas para convertir los sitios en https se han simplificado muchísimo. Para empezar, gracias a letsencrypt.com podemos obtener certificados gratuitos. En WordPress, gracias al plugin WP Encrypt el proceso para obtener un certificado es tan simple como rellenar un formulario y pulsar unos botones. Y por último, en el caso de mi hosting, configurar https en apache se hace con una herramienta muy sencilla, por lo que el proceso completo es casi trivial.

Solo he tenido que toquetear algunas urls (imágenes, scripts de analytics, etc) por lo que es posible que alguna página antigua no esté actualizada. Pero, de momento, no me he encontrado con dragones.

No conozco los entresijos de sus algoritmos, pero cómo me ha tocado sufrir la ira de google en forma de exclusión, voy a comentar lo que me ha pasado por si le puede servir a alguien. Si este articulo llega a ojos de algún experto en SEO, probablemente pueda explicarlo mucho mejor.

Cómo se puede ver en el siguiente gráfico de visitas, entre el 1 de octubre de 2011 y el 5 de febrero de 2012, el blog ha estado prácticamente excluido de las búsquedas en google:

Creo que la secuencia de eventos que ha provocado la caída y recuperación de visitas ha sido la siguiente:

  • Nuevo estilo del blog el 17/10/2011: aunque las visitas estaban cayendo unos días antes, el cambio de estilo es la causa más probable de la disminución de visitas. Lo primero que pensé es que el blog estaba metido en el sandboxing de google, pero parece que sólo se aplica a dominios nuevos y no debería afectar en casos de rediseño.
  • Nuevos contenidos: Otra posible causa de la reducción de visitas es una serie de cambios en el algoritmo de indexación de google que favorecía (entre otras cosas) las páginas con contenidos más recientes. En medio del valle de visitas publiqué pocos artículos, pero las entradas del 16/11/2011 y el 25/1/2012 no tuvieron ningún efecto. Así que probablemente la actualización de contenidos no fue la causa, sino algún cambio en el estilo.
  • Vuelta a la normalidad: Tal como se fueron, volvieron de nuevo las visitas, el 19 de enero. Justo en esa fecha google publicó un cambio menor en sus algoritmos, que favorece las páginas con menos scroll hasta el contenido relevante. El nuevo estilo que instalé el 17/10 creo que mejora en este aspecto, pero no creo que sea lo suficientemente significativo comparado con el estilo anterior.

Mi conclusión es que probablemente algún cambio provocado por el nuevo estilo no le sentó muy bien a google, pero al final el paso del tiempo me ha devuelto la posición en el índice. En la práctica, es una especie de sandboxing y para los que vivan de esto puede ser bastante molesto. Coincido con lo que comenta César Martín en alzado.org, el principal motor que genera visitas en internet es google, a pesar de los esfuerzos de twitter, facebook, etc. Mientras google estaba enfadado, apenas han entrado visitas.

 

1

No me apetecía volver a hablar de la ley sinde, seguramente la mayoría de los que leen este blog saben más que yo. Pero escuchar la tertulia de onda cero esta tarde me ha animado.

La ley puede ser justa o no, los animadores pueden tener razón o no, pero no importa. La razón de todo este lío es que con un ordenador y una línea ADSL se puede copiar información digital a cualquier parte del planeta a muy bajo coste. Con la ley Sinde nos obligarán a utilizar programas de descarga que cifren la información, a formar clubes privados de descarga, o a enviar ficheros dentro de e-mails, pero las descargas sólo podrán detenerlas prohibiendo internet.

Si la industria actual quiere sobrevivir, que se busque amiguitos en internet cómo itunes o spotify. Si no, desaparecerán, sólo hay que esperar el tiempo suficiente. Lo peor es que en España seguiremos tecnológicamente retrasados gracias a estas leyes. Gracias creadores! Cada día nos caéis mejor.

Chris Anderson (famoso por su teoría de la larga cola) y Michael Wolff han levantado la polémica entre los bloggers con un artículo en wired en el que declaran que la web ha muerto. Según su punto de vista, la web ha muerto básicamente porque cada vez se accede menos a las aplicaciones online a través de un navegador y cada vez se usan más aplicaciones específicas para iPhone o iPad.

Uno de los problemas del artículo es haber utilizado un gráfico de Cisco para apoyar su teoría, por lo que se les ha criticado duramente:

  • El gráfico muestra la cantidad de tráfico, el video consume mucho más tráfico que la web.
  • En la etiqueta video está incluido el video a través de la web (video a través de flash en sitios cómo youtube). Técnicamente se usa un navegador web para acceder a ese video.
  • La medida en tráfico no es comparable a la medida en tiempo de uso. La gráfica mide ancho de banda consumido porque a Cisco es un dato que le interesa para optimizar sus routers, pero es complicado extrapolar que la web ha muerto a partir de éste gráfico.
  • En su razonamiento exageran el peso de las aplicaciones de iPhone y iPad. Comparado con el total de consumo de datos no creo que sean muy relevantes, aunque probablemente dominen en sus respectivos mercados.

Sin embargo sus comentarios tienen cierto sentido, puede que se esté iniciando un cambio de tendencia:

  • Las aplicaciones en iPhone y iPad son (en general) más fáciles de usar que las páginas web. El navegador supone un añadido sobre las aplicaciones web  que complica su uso.
  • Google va a abrir una tienda de aplicaciones, cada vez más usuarios utilizan esta forma para buscar e instalar aplicaciones nativas y a partir de que google abrá su tienda también web. Es una forma de ocultar el navegador y esconder su complejidad, ya que permitirá instalar aplicaciones web.
  • Para los desarrolladores es una forma más fácil de monetizar una aplicación que la publicidad, por lo que habrá dinero corriendo y negocio, al igual que la App Store de Apple.

Creo que no han tenido en cuenta en escenario que en mi opinión más probable: el navegador es cada vez más un elemento que no aporta nada al usuario, que quiere acceder a aplicaciones web. Sin embargo es un elemento casi imprescindible para la arquitectura actual de aplicaciones web, así que lo más probable es que el navegador se integre en el sistema operativo. Google va a tratar de conseguirlo a través de Chrome OS. Uno de los principios descritos en The Laws of Simplicity de Jonh Maeda es el de ocultar la complejidad. Así cómo google es una caja de búsqueda sencilla que oculta miles de servidores y protocolos complejos, el navegador es un elemento complejo que, cada vez más, sólo sirve para acceder a aplicaciones web.

Por otra parte la web se apoya en el protocolo HTTP y muchos aplicaciones aunque sean nativas seguiran usando el protocolo de la web para acceder a la información. Así que  técnicamente la web sigue funcionando aunque sea por detrás. Por ejemplo TeetDeck, es una aplicación nativa, pero se apoya en el api de twitter basado en http.

En definitiva, a los usuarios les dará igual cómo acceder a internet, sea a través de un navegador o una aplicación nativa. En un estudio de hace tiempo, la mayoría de usuarios ni si quiera sabían lo que era un navegador. Las aplicaciones que usen internet se construirán a base de aplicaciones web ó nativas pero en cualquier caso la web no morirá sino que probablemente se transformará y el navegador quedará oculto en la tripas del sistema operativo.

Parece que el concepto de internet de las cosas (internet of things) está cuajando poco a poco. Últimamente circula un vídeo de IBM sobre este concepto que está bastante bien:

No es un concepto nuevo, según la wikipedia se originó a finales de los 90 en el MIT y fue cuajando poco a poco con la idea de RFID. Ahora no sólo se piensa en etiquetar los objetos sino en añadir microprocesadores para dotarlos de más inteligencia y capacidad de reacción. No sólo conseguir que los objetos hablen si no que interaccionen. Cómo ya he comentado, mi último proyecto personal va en esta línea. Y la parte más importante de todo este mar de datos es la inteligencia artificial, que es la que le daría valor a los datos. Yo me quedo con la interconexión primero, con la capacidad de obtener datos. Después ya vendrá la inteligencia.