Saltar al contenido

1

Genial artículo de Eduardo Manchón sobre el papel de un programador en una start-up. Cómo programador me he sentido completamente identificado. Aparentemente le da una importancia exagerada al programador, pero creo que lo hace para dejar claro que sin tecnología no hay proyecto. Hay que tener en cuenta que habla de startups tecnológicas, en las que si no hay tecnología, no hay start-up.

Para mí, el valor de una idea tiene dos componentes: la ejecución y el valor potencial de una idea. El valor real se obtiene del producto de ambas magnitudes. Una buena idea sin ejecutar, no tiene valor, sólo está escrita en un papel (puede que ni siquiera sea realizable). Una ejecución impecable de una mala idea, tampoco (muchas empresas de la burbuja .com entran en esta categoría).

Relacionado con esto, he leido hace poco un artículo interesante en coding horror, crea equipos no ideas:

If you give a good idea to a mediocre group, they'll screw it up. If you give a mediocre idea to a good group, they'll fix it. Or they'll throw it away and come up with something else.

Si le das una buena idea a un grupo mediocre, la estropearán. Si le das una idea mediocre a un buen grupo, la arreglarán. O la tirarán y pensarán en algo nuevo.

Cuando un proyecto tecnológico comienza, la ejecución depende fundamentalmente de los programadores, ya que la tecnología no existe todavía o está bajo investigación. Una vez que la tecnología funciona, entonces puede pasar a un segundo plano y el diseño, marketing, etc, se vuelven mucho más importantes. Por eso es fundamental tener buenos programadores que comprendan la tecnología cuando empieza un proyecto.

Estaba repasando una historia antigua de enrique dans sobre tres españoles que han creado hoopshype.com, una de las páginas web más importantes sobre la nba. De la historia de ésta página, me quedo con dos ideas:

  • deslocalización: a pesar de trabajar desde Madrid, han sido capaces de crear una página web importante con noticias sobre la nba.
  • ejecución: a la hora de sacar adelante un proyecto, lo más importante es la ejecución. A pesar de estar a miles de kilómetros de la nba y que a uno de los fundadores ni siquiera le guste el baloncesto, han sido capaces de buscar los contactos adecuados y de aprovechar un nuevo medio cómo internet.

La historia me recuerda a los inicios de toprural, si no recuerdo mal creo que el fundador no era un experto en casas rurales y empezó comprando una guía en papel, pero acabó convirtiendose en un experto.