como distinguir un gobierno incompetente de un gobierno con mala suerte

La respuesta, según leo en un post de Tim Harford autor de "El economista camuflado", es que los electores son incapaces de distinguirlos. Un estudio llevado a cabo por Andrew Leigh de la Universidad Nacional Australiana, sugiere que los electores castigan siempre a los gobiernos que sufren una crisis económica independientemente de que la crisis tenga una componente internacional. Según parece, es probable que los electores no estemos preparados para distinguir a los gobiernos buenos de los malos y cuando las cosas van mal, se castiga al gobierno independientemente de su actuación. Aunque es difícil extrapolar un resultado así sin una base científica, tengo la sensación de que lo mismo sucede con las empresas en una crisis. Estoy casi seguro de que los empleados de una empresa no aprueban las decisiones de los directivos por las mismas razones.

En el estudio también se estudia el impacto de los medios de comunicación: parece que en los países dónde la prensa es más común, los electores están mejor informados, la radio apenas afecta y la televisión empeora los resultados. No hay información sobre internet, pero el impacto puede ser similar al de la prensa ya que me imagino que la importancia de la prensa es por la posibilidad de leer y analizar con más calma los datos que por radio o televisión, dónde los mensajes se quedan grabados más rápidamente en el electorado.

Deja un comentario