el fin de la publicidad

En un artículo de techcrunch, Eric Clemons habla sobre la muerte de la publicidad. Cuando se habla  sobre el fin de algo (la novela, la prensa, los blogs) suelo ser escéptico, ya que a la larga en la mayoría de los casos el fin no suele ser absoluto, sino que supone una transformación. Por ejemplo la radio en los años 50 era una parte fundamental de los hogares. La televisión parecía que iba a ser el fin de la radio, pero la radio sin embargo ha mantenido su presencia.

En este caso, Eric Clemons basa su argumentación en 3 premisas interesantes:

  • Los usuarios no confían en la publicidad: los productos que se dan a conocer a través de anuncios tienen menos credibilidad que los productos que nos llegan a través de conocidos, blogs, etc. Por ejemplo, los enlaces patrocinados en las búsquedas de google inspiran menos confianza que los enlaces obtenidos en los resultados orgánicos.
  • A los usuarios les molesta la publicidad: la mayoría de usuarios, si pueden, evitan la publicidad (zapping, descargas p2p, bloqueadores de anuncios, etc).
  • Los usuarios no necesitan la publicidad: para llegar a los productos los usuarios prefieren buscar los productos a través de motores de búsqueda, blogs, foros, recomendaciones, etc.

Aunque no creo que la publicidad vaya a desaparecer, estas premisas son interesantes porque están cambiando la forma de la publicidad. Por ejemplo de los molestos banners de la era ".com" hemos pasado a los discretos anuncios de adsense. De soportar los cortes publicitarios en la televisión estamos pasando a los anuncios contextuales integrados en youtube. Y de los programas de venta directa en television estamos pasando a un modelo de "reviews" de productos en internet en blogs, foros, etc.

Idealmente los productos buenos no necesitan publicidad ya que los usuarios hablarán bien de ellos, pero hay más factores importantes en la publicidad. No toda la publicidad sirve para anunciar productos sino que también sirve para potenciar la imagen de marca. Además la publicidad es una forma aceptable de compensar a los autores de contenidos.

Lo cierto es que aunque aceptar estas premisas no suponga el fin de la publicidad, probablemente implica cambiar los modelos de publicidad a los que estamos habituados por otros menos intrusivos y molestos.

Un comentario en “el fin de la publicidad

  1. Jorge

    Me parece interesante el Post relacionado con el artículo de Eric Clemons, a la vez que utópico y alarmista.

    Recordemos que la función de la publicidad es dar a conocer un producto, posicionarlo y fidelizarlo. La publicidad intrusiva es rechazada comúmente por una razón lógica, la carencia de simbiosis entre el mensaje y el receptor, pero una buena campaña de publicidad debería centrarse exclusivamente en crear ese interés/necesidad por lo que se está vendiendo y no equivocar el target y malgastar recursos.

    Al contrario que en los medios convencionales, internet dá ahora la posibilidad de ser selectivo con el target y dar ciertas garantías de rentabilidad y lo que es más importante, estadísticas en tiempo real para corregir escenarios.

    Cuando la gente busca en internet productos, no nos equivoquemos, lo que está demandando y consumiendo es publicidad.

    Un cordial saludo.
    Jorge.

Deja un comentario