nuevas arquitecturas de publicidad en internet

La plataforma de publicidad dominante en internet en la actualidad es google adsense. Desde el punto de vista de la arquitectura de la aplicación, adsense se basa en la inserción de un pequeño código en javascript que se ejecuta en el navegador del cliente. En última instancia, el cliente tiene el control sobre lo que visualiza, por lo que existen plugins para firefox como Adblock plus que hacen que no se ejecuten estos scripts. La mayoría de los usuarios que instalan estos plugins lo hacen porque la publicidad resulta molesta y hacen que las páginas tarden más tiempo en cargar. Ésta es la misma situación ante la que se desarrollaron los "pop-up killer", cuando algo resulta molesto para el usuario, éste termina buscando soluciones alternativas.

Desde el punto de vista del proveedor de contenidos, es necesario insertar cierto nivel de publicidad para mantener los ingresos. Una forma de evitar el bloqueo de scripts de publicidad es que los anuncios estén integrados en el contenido, evitando que la publicidad se inserte a partir de un script ó imagenes en otro servidor aparte. Para eso hacen falta api's de comunicación entre el proveedor de contenidos y el proveedor de publicidad, para hacer que al generar el contenido, se integre parte de publicidad en el mismo. La integración en vez de hacerse con javascript en el cliente, se haría a través de, por ejemplo, php en las páginas del servidor web.

Esto nos llevaría a la situación parecida a la que se encuentra Text-Link-Ads, una empresa que se dedica a la venta de enlaces. TLA le entrega enlaces al proveedor de contenido, que los integra en sus páginas, con lo que para google forman parte del contenido y son relevantes para su motor de búsquedas. Con este sistema se consigue que por medio de invertir dinero promocionemos los resultados de búsqueda de google, lo cual es negativo para google y en ultima instancia para los usuarios. Actualmente, Text-Link-Ads está "perseguido" por Google (una situación un tanto injusta) y Google penaliza a aquellos que publican enlaces de forma poco clara.

Una posible solución es que los proveedores de contenidos actuasen de forma responsable y marcaran los enlaces publicitarios con el atributo rel para indicar la relación, usando por ejemplo rel="ad" para indicar que se trata de un anuncio. De esta forma, google podría descartar estos enlaces cómo no válidos para calcular la relevancia de un sitio web, los usarios verán los anuncios adecuados al contenido y no podrían evitar fácilmente eliminar los anuncios por medio de plugins.

Aunque esta última arquitectura de la publicidad presenta bastantes ventajas, de nuevo estaríamos en la situación inicial: el abuso de la publicidad, tratando de exprimir la atención de los usuarios, resultará en la búsqueda de nuevas formas de saltarse las limitaciones tecnológicas. Así que por ahora parece que la mejor forma de hacer que la publicidad sea relevante e interesante es respetando el contenido y al usuario que accede a ese contenido.

Deja un comentario