3D’s (dirty, dull, dangerous) y coste

Cuando se habla de las tareas a las que se va a dedicar un robot, casi siempre me he encontrado con las tareas 3D: dirty, dull, dangerous (sucias, aburridas, peligrosas). Se considera que estas son las tareas más apropiadas para la robótica por los beneficios que conllevarían: evitar muertes, errores ó simplemente realizar tareas para las que un ser humano no está físicamente capacitado.

Sin embargo, creo que esta perspectiva es más bien top-down, parte de la proposición "si tuvieras un robot inteligente, ¿en qué lo emplearías?". Dado que todavía no existen robots inteligentes capaces de realizar eficientemente muchas de esas tareas 3D es posible que haya que cambiar la mentalidad y me propongo buscar tareas efectivas con lo que tenemos ahora. Cambiar el paradigma de top-down a bottom-up. Un ejemplo que encontre hace unos días en japón: recoger la basura mediante un camión de basura robotizado. Es una típica tarea 3D, pero que resulta muy cara comparado con el coste de contratar a una persona para hacer ese trabajo y donde un error de un robot puede salir muy caro.

Pero al final nos encontramos con la pregunta del millón, aparte de aspiradora ¿hay alguna aplicación robótica que se pueda hacer actualmente?

Deja un comentario